Entierro chino

 

Una tradición desconocida

China es un país que da gran importancia al orden y la armonía y sus entierros chinos están cargados de respeto y simbolismo.

Es muy inusual que podamos encontrarnos con un entierro chino en España porque ellos creen que la vida es un ciclo y que debemos morir el en el mismo lugar donde hemos nacido, por ello, cuando ven la muerte próxima, suelen regresar a su lugar de nacimiento.

En los funerales chinos nos encontramos con curiosidades muy llamativas para los occidentales.

Los preparativos

El funeral chino comienza antes de la muerte del difunto pues el paso a la otra vida forma parte también de los rituales fúnebres:

  • La posición recta significa paz, por eso, le quitan la almohada antes de morir. Después la dejan sobre el tejado de la casa, para que se descomponga a la intemperie.
  • Si ves un ataúd reflejado en un espejo significa que alguien de tu familia morirá pronto, para evitarlo cubren o quitan los espejos.
  • Si el fallecido es hombre se sitúa un gong a la izquierda de la puerta de entrada, si es mujer se sitúa a la derecha.
  • Los cadáveres nunca se visten de rojo porque eso los convierte en fantasmas.
  • La cara del difunto se cubre con una tela amarilla y el cuerpo con una celeste.

El velatorio

  • Si una persona fallece dentro de la casa el ataúd se dispone dentro y si su muerte se produjo en el exterior se coloca en el jardín
  • El peine del difunto se parte por la mitad, una parte se deposita en el féretro y la otra la guarda la familia.
  • La familia no lleva joyas ni vestidos rojos porque es el color de la alegría
  • Llorar durante el duelo es muestra de respeto y lealtad.
  • La familia se sitúa alrededor del féretro siguiendo un orden establecido y vistiendo según su relación con el difunto, a los yernos no se los considera parte de la familia.
  • Los familiares que llegan tarde deben caminar de rodillas hasta el ataúd.

La ceremonia fúnebre

  • Cuando el ataúd es sellado con clavos todos se dan la vuelta.
  • El ataúd es portado por amigos y familiares hasta el coche fúnebre para recibir la bendición del difunto.
  • El ataúd permanece un tiempo en el camino, para que pueda recibir más condolencias.
  • La carroza fúnebre avanza muy despacio, los familiares van detrás con sus cabezas pegadas a la carroza.

El entierro chino

  • Cuando el cortejo fúnebre llega al cementerio todos se giran igual que cuando sellan el ataúd.
  • Los familiares arrojan un puñado de tierra a la sepultura.
  • La ropa que se ha llevado durante el entierro se incinera para prevenir la mala suerte.
  • El hijo mayor saca un puñado de tierra de la tumba para ponerla en el quemador de incienso y rezar por él fallecido.
  • A la familia del difunto se le entrega dinero en señal de gratitud que debe ser gastado. La familia entrega una toalla blanca a los visitantes para que se sequen el sudor.
Soy mayor de 14 y he leído y acepto la política de privacidad